El avance del miedo

7 May

“¡Levantaos todos y prestad vuestros respetos al líder!”, de esta manera comenzaba la primera rueda de prensa del partido neofascista griego,  Amanecer Dorado, después de conocerse que habían conseguido 21 parlamentarios en las elecciones generales. En ese momento hizo acto de presencia su líder, Nikolaos Michaloliakos, y todos los allí presentes decidieron alzarse, tal vez por respeto, tal vez por miedo. Sólo una periodista decidió no levantarse de su asiento. Los reproches no se hicieron esperar y finalmente la valiente tuvo que abandonar la sala. Este es el primero de los resultados del avance de la ultraderecha en Grecia.

Ideas claras y acusadoras: “los inmigrantes son los culpables de la situación económica, ellos vienen y nos roban nuestros trabajos”. Bajo estos mensajes la derecha más radical avanza por media Europa. La crisis va devorando a muchas personas que van viendo como sus recursos económicos se van limitando. No hay trabajo y los recortes sociales sacuden diariamente sus vidas. Hay miedo. ¿Lo más fácil? echarle la culpa a los demás. Ya funcionó en su día con los nazis y los judíos, lo más sencillo es buscarse un enemigo común al que poder achacar todos nuestros males. Pero ¿realmente esta es la solución?

Siempre es el mismo discurso y nunca me lo he creído. Sí, es más fácil decir que ellos son los malos y nosotros los buenos, como si de una película se tratase. “Es que ellos vienen a robar”, se oye por cualquier calle de cualquier ciudad, como si los nacionales no robasen… Tal vez, por una vez, los culpables no sean los demás sino nosotros mismos.

¿Qué pensarías si un día te contará tu amigo, sí, ese que se fue hace dos meses al extranjero a buscar trabajo porque a pesar de tener dos carreras y un máster no encuentra trabajo ni de comercial, que le han amenazado por la calle de su nuevo país de residencia, que le han insultado y pegado una paliza, simplemente por no haber nacido allí? Ya lo sé, te cabrearías y es normal, él no tiene la culpa de la situación de tu país. ¿Ahora qué?

Me da miedo el avance de la ultraderecha, pero también el de la extrema izquierda, nunca me gustaron los extremos. Sólo espero que esta vez seamos más listos y no caigamos en los errores del pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: